Sujetador si, sujetador no…?

Hoy en día la sociedad occidental asume que el sujetador es una prenda de uso imprescindible en el vestuario femenino. La mayoría de la población no se plantea ni su origen, ni sus beneficios ni sus desventajas.  Si remontamos en la historia de la mujer y sus indumentarias, podemos llegar a la Creta del 1700 A-C. donde las mujeres ya usaban algo parecido a lo que hoy día conocemos como sujetador y la finalidad ya era la misma que su propio nombre indica; sujetar. Las mujeres de la antigua Roma fueron un paso más allá y para ellas el sujetador, o como ellas lo llamaban, “strophium”, no servía  solo para sostener los pechos sinó que era un indicativo de civilización. No es así en el siglo XV donde por lo visto esta prenda se asociaba más a mujeres “de vida fácil” ya que el hecho de que sujetara y elevara los pechos, le daba a la prenda un aire más erótico y por lo tanto indecoroso y repudiado por las “gentes de bien”.

Es curioso como una misma prenda puede ser vista de una forma u otra a lo largo del tiempo dependiendo de las modas o en un mismo espacio temporal dependiendo  de las mentalidades o necesidades de quienes las miran.

Sabemos que en otras partes del mundo como  por ejemplo en India o gran parte de África, su uso no está tan extendido ni normalizado como para nosotros, y aún así nos choca a más de uno y se pueden llegar a ver risillas infantiles al ver un pecho caído ya sea por debajo de la ropa o desnudo ya que los pechos de la mujer (no así los del hombre) se han concebido como una parte altamente sexual. Llegados a este punto se plantean varias cuestiones; Prima el esconder unos atributos altamente sexuales por encima de la naturalidad de los distintos cuerpos? Se le está dando importancia al decoro por encima de la comodidad? Se ha asociado el uso del sujetador con un grado mayor o menor de feminidad? Ha llegado a ser el sujetador un símbolo de la opresión femenina? Cabe la posibilidad de decidir si llevarlo o no sin ser juzgada por ello? Crea  su uso un conflicto en el caso de las transexualidades?

Lo cierto es que vivimos en una sociedad que no tiene apenas en cuenta la diversidad de cuerpos. Tanto las tallas como los diseños se hacen pensando en ciertos estereotipos  que no encajan en todos los cuerpos. Estoy segura que a  más de una nos ha pasado probarnos un sujetador y que se nos divida la teta en dos. O que el contorno sea el adecuado y la copa no te cubra ni la mitad o te vaya grande. Yo por ejemplo. Siempre he tenido los pechos grandes y recuerdo lo mal que lo pasaba de adolescente teniendo que llevar sujetadores de abuela porque no había nada de mi talla que fuera mínimamente bonito y me sujetara bien.  Comprar sujetadores era un suplicio. Eran contadas las tiendas donde podía encontrar sujetadores y encima a precios desorbitados. Por suerte la cosa va mejorando.

En cuanto al tema del decoro, creo que solo cabe darse una vuelta por alguna red social y ver lo absurda que puede llegar a ser la censura  en general y hablando de pezones femeninos en concreto.  Así que el sujetador, jugaría su papel en este caso a modo de “ censurador”. Al mismo tiempo, la lencería tiene ese efecto de potenciador erotico que nace del sugerir en vez de mostrar. Los encajes, los tejidos o los colores tienen mucho que ver con la sensualidad y son fuente de muchos fetiches así como de autoestima  ya que, para la mayoría de nosotras, llevar una ropa interior más o menos atractiva o llamativa, nos hace sentirnos más deseadas y con mayor confianza en nosotras mismas. El sujetador es una prenda innegablemente asociada con la feminidad pero no debería ser un medidor de ésta.

La comodidad para mi depende más de la persona que del sujetador. Hay chicas que les resulta muy incómodo ir sin sujetador incluso en casa y otras a las que ponérselo les resulta más bien una tortura. En este caso yo abogo por el libre albedrío; cada cual que se escuche y se de lo que necesite o su cuerpo le pida sin tener en cuenta los juicios externos. No se trata de opciones excluyentes ni buenas o malas.

Por ejemplo, en 1968 tuvo lugar una protesta protagonizada por medio millar de mujeres a favor de la liberación femenina con motivo de la elección de Miss América, ya que se consideraban sexistas todo este tipo de certámenes. En mitad del grupo de protestantes se colocó un gran cubo de basura  en donde empezaron a depositar sujetadores, fajas, rulos… y la intención final era quemarlos como símbolo reivindicativo de esta lucha. Finalmente no se procedió a la quema ya que se consideró que podía ser peligroso porque la protesta se estaba dando en un lugar muy concurrido y había riesgo para los viandantes. Pero las noticias al día siguiente lo contaron de otra manera y se propagó rápidamente la imagen de la quema de sujetadores como una especie de símbolo universal de la liberación femenina. Un mito mediático que se ha mantenido vigente más de cuarenta años.

Esa imagen ha contribuido en cierto modo a este juicio con el que nos encontramos hoy en día las feministas.

Por otro lado; en el caso de las mujeres transgénero la cuestión puede ir  un paso más allá ya que de algún modo  podría entrar en conflicto con algunos feminismos. El hecho de que el sujetador en este caso sea con mayor probabilidad un símbolo de reafirmación femenina y la lucha feminista empuje en dirección contraria deja abierto un conflicto interno difícil de capear. Por un lado, el sujetador actuaría como validante tanto social como personal lo cual ayudaría en el proceso. Por el otro están las creencias propias en cuanto a su uso. Y por otro, como hemos dicho, la implicación con ciertos feminismos.

El abanico de posibilidades es muy amplio y al final es faena de cada une valorar con que opción se queda intentando dejar al margen lo más posible los diferentes juicios morales del exterior.

Y vosotras, que opináis?

IMG_20181014_230915_374

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s