Masturbación femenina (1ª Parte)

Screenshot_2018-09-25-00-00-06-116_com.instagram.android

Imagen por: @maria.la.sangre (Instagram)

Para la mayoría de mujeres, la masturbación es o ha sido en algún momento de sus vidas un tema delicado,  y es que la mayoría de nosotras estamos desconectadas de algún modo de nuestra esencia. De lo que intrínsecamente significa ser mujer y por ende, hemos tomado formas aprendidas socialmente, que nos llevan a sentirnos culpables por este y otros temas. A lo largo del tiempo hemos presenciado como se ha rechazado y reestructurado la naturaleza femenina instintiva y como nuestros ciclos naturales se han visto obligados a adaptarse a unos ritmos artificiales para complacer a los demás.  La imagen de la mujer que tenemos es  algo así como un borroso torbellino de actividad al servicio de lo masculino, y ese “multitasking”nos ha hecho olvidarnos de nuestra capacidad de disfrute o  restarle importancia relegándola a un plano apenas importante o necesario en nuestras vidas. A la mujer la historia nos ha tratado como a niñas, como a objetos de propiedad y se ha procurado mantener un poco como un huerto en barbecho. Con ello se han obviado aspectos profundos e importantes como lo intuitivo, lo sexual y lo cíclico, las edades de las mujeres, nuestra manera de actuar y sobretodo la  sabiduría que ello conlleva. Cuando las mujeres reconectamos con esa naturaleza, dejamos salir de algún modo la figura de la observadora interna, un ser intuitivo y conocedor del propio cuerpo y la psique, tanto propia como colectiva. Esta reconexión nos apela entre otras a la necesidad de una masturbación consciente.

Después de darle muchas vueltas a esta cuestión me animé a investigar sobre ello; a hablar con todas las mujeres que me fuera posible y con ello sacar conclusiones que de alguna manera me acercaran a la realidad circundante a la masturbación. Pretendía escribir un solo artículo pero viendo la masiva participación y la cantidad de temas que se han destapado, he creído más conveniente hacer una serie de artículos y poder así centrarme un poco más en ahondar cada cuestión. Cada artículo estará relacionado con el anterior con lo cual no serán auto conclusivos. He querido incluir fragmentos de los testimonios de algunas mujeres, (siempre con su consentimiento) para darle un toque más de realidad y para que entendáis en que premisas me he basado para sacar estas conclusiones.

Para arrancar con el tema, empezaré  por lo que me parece más básico de todo y es la relación de cada mujer con sus genitales y su sexo. Hay muchas mujeres que consideran que no tienen una relación ni sana ni insana con sus genitales y/o su masturbación.

El observarse a una misma, el querer saber qué forma tiene nuestra vagina, nuestra vulva, de que partes está compuesta, cuál es su olor, su sabor o cuáles son sus reacciones es algo que muchas de nosotras no ya desconocemos, si no que ni nos planteamos averiguar. El conocimiento de una misma nos lleva a poder saber con mayor precisión por ejemplo cual es la mejor forma de estimularnos y darnos placer. Una gran mayoría de mujeres admiten no autoexplorarse e incluso no poder describir la forma de su vulva ya que nunca se la han mirado de cerca, ya sea con un espejo o haciéndose una foto.

“Envidio a las personas que están horas examinándose, probando, conociéndose y disfrutan de todo el proceso. Pocas veces concibo yo ese momento para mi. Me resulta un poco embarazoso expresarme así porqué quisiera conocerme mejor o darle más importancia, ya que considero el tema como algo sano y hermoso.”

Uno de los factores más importantes a tener en cuenta en este aspecto es la poca información que ha existido hasta ahora al respecto. Aunque a muchas en casa e incluso en el colegio, nos han dado nociones básicas de reproducción, anatomía o menstruación; es en contadísimas ocasiones donde también se ha recibido información sobre la masturbación. Parece mentira porque es algo que al fin y al cabo, en mayor o menor medida, todo el mundo hace pero la ausencia de información sobre la masturbación es muy real.

“Como no sabía a lo mejor como satisfacerme pues no experimentaba mucho porque no sabía cómo hacerlo. Creo que es algo que no se habla tanto. Que incluso hay veces que nosotras mismas no sabemos bien bien porque”

 “En mi casa el discurso era que se podía hablar de todo, pero en la realidad el sexo era un grandísimo tabú.”

Al no ser algo de lo que nadie te hablara, ni se hablase entre amigas, ni te hablasen de ello (las chicas se desarrollan pero todo el mundo atiende a la regla y cosas así, nadie a otras cosas)… pues nunca lo comenté. De hecho, yo lo vivía bastante bien, aunque a escondidas y sin comentar socialmente lo que hacía, tanto así que en las clases de educación sexual me hacía la loca completamente sobre el tema.

La masturbación es algo inevitable para la mayoría de seres humanos y solemos empezar a hacerlo de forma inconsciente o semi consciente aunque es cierto que el tabú del sexo en este sentido recae con más fuerza sobre las mujeres que sobre los hombres. En general las mujeres, (aunque algunas nos masturbemos tanto o más que los hombres), hemos sentido que nuestros gemidos a solas,  han sido obligados a silenciarse y aún muchas mujeres se sienten incomodas hablando del tema o incluso ni se masturban por tener demasiado asimiladas ciertas doctrinas sociales. Aún existe mucha culpa y condena sobre el sexo por la castración emocional y sexual que acarreamos a la espalda y que aún vivimos y por la desinformación evidente acerca del tema. Paradigma de profundo desconocimiento en la mujer.

Como dice la sexóloga Francisca Molero:

“El mayor enemigo del orgasmo es el desconocimiento del propio cuerpo”

6 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Adriana Triana dice:

    Este es un tema tan delicado en mi cultura, solo el tocar el tema con amigas ya me siento juzgada, creen que me gustan las mujeres y que soy muy caliente que ando pensando en sexo. Me parece tan importante conocer más del tema,sentirme feliz darme yo misma placer me encantaría.

    Me gusta

    1. Hola Adriana! Gracias por compartir tu opinión! El tema es importante pero todavia existen muchos prejuicios que tenemos que ir sacando poco a poco así que te animo a seguir pensando como lo haces y no dejarte llevar por lo que te puedan decir tus amigas. Practicar con el ejemplo al final puede hacer que acabes ayudando a tus amigas a abrir los ojos! Si te apetece hablar del tema o cualquier pregunta estaré encantada! Saludos y un abrazo!!

      Le gusta a 1 persona

    2. Carmen dice:

      Llego tarde, pero.. Todo el mundo anda pensando en el sexo, con perdón y permiso de las personas asexuales. Aún en el caso de que te gustasen las chicas, si una amiga tuya es amiga no dejaría de serlo por eso. Ella también piensa en el sexo, te lo aseguro, simplemente que a lo mejor lleva mejor que tú aquello de reprimirse, al fin y al cabo los humanos ante la adversidad encontramos todo tipo de mecanismos psicológicos para evadirnos y sobrellevar la situación sin acabar colgándonos de una rama. Es cierto que tú al fin y al cabo la conoces mejor que nosotras, y posiblemente tu amiga esté igual de interesada que tú, pero tiene mayor miedo sobre el que dirán y las demas consecuencias sociales en una cultura donde la masturbación es tabú. Ten paciencia, intenta razonar con ella, buscad información juntas, educaos y verás como que todo va a salir bien. Y si no, pues siempre habrán otras mujeres que te entenderás y te apoyarán.

      Le gusta a 1 persona

  2. Raquel dice:

    Me gustó mucho tú artículo!! Eres estupenda mujer hablas del sexo con tal. Normalidad..

    Me gusta

    1. Muchas gracias! El sexo es algo natural así que me parece la mejor opción hablar así de ello! Ojalá poco a poco todo el mundo se vaya concienciando de esta necesidad! 🙂

      Me gusta

    2. Hola Carmen! Acabo de darme cuenta que no sé porque mi mail ha decidido enviar a spam todas las notificaciones de mensajes que enviais y a no ser que vaya repasando todos los posts ni me entero! 😦 Disculpa!! La mayoria de la gente como dices piensa en el sexo, y el problema está en el tabú del que siempre hablamos y siempre sale a flote cuando se trata de cuestiones sexuales. La verguenza que podamos sentir se convierte en falsa moralidad o en supuesta “educación” y saber estar para dejar temas tan importantes como este a un lado porque nos han inculcado que ignorarlo es de “gente bien” y que hablar abiertamente de ello es soez. Es muy triste ver como a quien intenta naturalizar la sexualidad se le veta y se le hacen feos de este estilo simplemente porque aún hay mucha gente con la mente cerrrada que no estan dispuestos a ver que hay millones de alternativas y que las cosas no son como se les han dicho. Gracias por tu aportación!!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s