El sindrome de la impostora

IMG_20190627_124117

 

Llevo una época un tanto contradictoria en mi vida desde aproximadamente finales de abril. Por un lado, hace aproximadamente un año que me atreví a hacer públicos mis escritos y artículos y eso es lo más grande y lo mejor que creo que he hecho hasta ahora con mi vida. Me siento super contenta con ello y he descubierto lo que realmente quiero hacer.

Por otro lado justo por esas fechas fue cuando me quedé sin trabajo; y pese a que este último trabajo ha sido el mejor que he tenido, la idea de quedarme un tiempo en paro no me desagradó ya que pensé que podría dedicarme de lleno a mi pasión recién asimilada: escribir sobre sexoafectividad, feminismos y mis vivencias y dedicarme a mi página web y mis proyectos. Darme un tiempo para estar conmigo misma y sobretodo, descubrir mi ritmo natural y acompasarme a él.

Las ganas eran y siguen siendo muchas pero tras un par de meses en paro me doy cuenta de dos cosas; la primera que organizarme el tiempo sin depender de un horario me resulta super complicado; y dos, que pese a que mi cabeza no para de pensar cosas nuevas y de maquinar proyectos, mi cuerpo no responde con la misma agilidad y de algún modo siento que me autoboicoteo.

Tengo todo el tiempo del mundo. Para hacer todas esas cosas de las que me quejaba que no podía cuando tenía un horario laboral y pasaba la mayor parte del día fuera de casa. Y aunque las intenciones son buenas, en el momento de la verdad me quedo clavada y puedo tirarme horas tranquilamente sin hacer nada para luego fustigarme por no haberlas hecho. Cuando me decido a moverme, me sobrevienen un montón de pensamientos sobre si seré válida o buena, sobre si sirve de algo todo esto que hago, si la gente pensará que es una tontería, o si directamente me merece la pena todo este esfuerzo porque en el fondo, me cuesta creer que cualquier cosa que haga yo,valdrá para algo.

Pese a todos estos pensamientos que pueden sonar muy feos, hay mucha gente a mi alrededor diciéndome que siga adelante, que les encanta mi trabajo y apoyándome pero a mi me cuesta un montón asimilarlo y lo que hago  por inercia es quitarle importancia a esas palabras y centrarme en mi negativiad. Con todo esto no pretendo ponerme en un lugar de víctima si no explicaros cómo se siente en mi caso tener el síndrome de la impostora.

Algunos os preguntaréis de qué se trata; pues bien, consiste en un fenómeno psicológico que trata justo de lo que os acabo de explicar; personas que somos incapaces de interiorizar nuestros logros y debido a nuestro mar de inseguridades tenemos un miedo atroz a que nos perciban como un fraude. No se considera una enfermedad mental oficialmente ya que no aparece en el Manual Diagnóstico y Estadísitico de los Trastornos Mentales pero ha sido ampliamente estudiado por profesionales del sector, psicólogos y educadores.

Afecta a más gente de la que parece y según he podido leer, 7 de cada 10 personas la han sentido en algún momento de sus vidas. En mi caso creo que me acompaña desde hace mucho  pero no había sabido ponerle nombre hasta hace no mucho y además pensaba que lo mío era un caso aislado para más inri! No siempre lo vivo o aparece con la misma intensidad, hay momentos que prácticamente desaparece y hay momentos que parece ser el centro de todos mis pensamientos. Cómo os podéis imaginar, está íntimamente relacionado con mis estados anímicos y es un poco efecto montaña rusa.

Según Baida Gil,  autora del libro “Cómo superar el síndrome del impostor” quienes lo sufrimos “tenemos la sensación de no estar nunca a la altura; de no ser lo suficientemente buenos, competentes o capaces; de ser impostores, un fraude” y no puedo estar más de acuerdo con ella.

Qué hacer ante esta situación?

Pues en mi caso, la única opción que he visto y que aunque a corto plazo no parezca muy agorera; es seguir escribiendo, seguir haciendo todas esas cosas que me planteo si si o si no y acallar esos pensamientos ya sea ignorándolos completamente, poniéndome música para distraerme o centrándome en buscar información sobre nuevos temas y así ocupar mi mente en otras cosas porque en el fondo, aunque estén ahí de forma persistente sé que no me aportan nada en la vida y que solo son mis demonios dando por culo una vez más. No siempre resulta igual de fácil pero hay que insistir ya que en mi opinión, la cabezonería a veces sí que sirve de algo y puede llevarnos a conseguir cosas muy gratificantes

9 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Son muy buenos tus escritos, y seguramente ellos son el reflejo de tu persona…

    Le gusta a 1 persona

    1. Muchas gracias!! Me alegra que te gusten!! 🙂 Y si, procuro escribir sobre lo que siento, pienso y voy viviendo día a día. Creo que abriendome yo es una manera estupenda primero de “terapizar” lo que me pasa y segundo de que la gente se de cuenta de que no estamos solos y que probablemente somos muchos más de los que nos pensamos que se nos pasan estas cosas por la cabeza!!

      Le gusta a 1 persona

      1. Genial, comparto tu pensar y sentir!!

        Le gusta a 1 persona

  2. Carmen dice:

    ¿Y te has cortado el pelo también? :O

    Me gusta

    1. Sii, hace ya un tiempo!Era algo pendiente de hace mucho! 😋

      Le gusta a 1 persona

      1. Carmen dice:

        No sé si este es el lugar o el momento apropiado, pero te he leído en otras ocasiones en los comentarios que estabas muy dispuesta a charlar más de tú a tú y a lo mejor es una locura o una tontería, pero te hace un Telegram?

        Le gusta a 1 persona

  3. Hola Carmen! Pues escríbeme por mail y lo hablamos! 😋

    Le gusta a 1 persona

    1. Carmen dice:

      ¿Desde la página de contacto de tu web?

      Me gusta

      1. sii desde ahi me llegan los correos directos!

        Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s